De los “likes” a la tribu

Por: Juan Sebastián Delgado Gil @juansedg

Cada vez que dicto clase hago la misma pregunta, bueno no siempre, pero sí muchas veces: ¿Cuándo nacieron las redes sociales? A esto encuentro múltiples respuestas, hace 5 años, en el 2004, en los 90´s, etc…. la mayoría relacionadas con una fecha o época específica, pero siempre dentro de los últimos 20 años.  Son muy pocos los que se atreven a responder algo diferente, llevado a porcentajes, sería algo así como el 10%, “siempre han existido las redes sociales”. Y sí, siempre han existido o ¿Qué eran esos grupos de “cavernícolas” que se reunían para cazar? O ¿Esas tribus de indígenas que se encontraban en torno a una fogata para adorar a algún dios? Redes y ¡sí! sociales.

Siempre las hemos tenido, pero solo hasta hace poco les dimos más relevancia, porque además de tenerlas cerca, se volvieron virtuales y al alcance de todos. Efectivamente como muchos de mis alumnos lo han dicho en clase, en el 2004 con el nacimiento de Facebook el mundo SOCIAL se revolucionó, pero eso no quiere decir que solo desde ahí hayamos sido sociales.

¿Pero a qué viene toda esta introducción? A que hoy en día, cuando presentamos una propuesta de Social Media a nuestros clientes, muchos de ellos nos piden números, cifras o cualquier otro sinónimo que encuentren, que normalmente se ve reflejado en likes (me gustas) o en seguidores, fans, usuarios, etc, pero casi nunca piensan en la calidad de las interacciones, es más casi nunca piensan siquiera en la importancia de ellas.

¿Pero por qué son importantes las interacciones? Porque este es realmente el reflejo de nuestro trabajo, son las que nos indican qué tanto o qué tan poco impacto estamos generando en una comunidad y es precisamente esto, COMUNIDAD, lo que  debemos empezar a buscar. Como lo diría Seth Godin, debemos “liderar nuestra tribu” y una tribu no es otra cosa que un grupo de personas que tienen un sentimiento y una serie de características en común y que, muy importante, tienen un líder que los guía por un camino estructurado por el.

Pero ¿cómo hacemos para llegar a tener una tribu que interactúe y logre posicionar nuestra marca / empresa en su corazón y mente? Seth Godin nos da 7 principios para lograrlo:

  1. Cuestiona el Statu Quo: Normalmente “copiamos” lo que otros hacen con el objetivo de lograr lo que otros ya han hecho, lo máximo que hacemos es adaptar eso que otros han elaborado, pero no nos preguntamos el “por qué” de las cosas, ni el “cómo” ser diferentes, así a muchos no les guste. Llegó la hora de cambiar el sistema.
  2. Crea una cultura propia: Siempre he pensado que las marcas están para suplir necesidades, pero que cuando la necesidad no existe, hay que crearla y alrededor de esa creación es que podemos construir una cultura. Dale una guía a los usuarios de cómo es que deben interactuar alrededor de esto.
  3. Curiosidad: Un líder nunca está satisfecho con lo que sabe, todos los días debes estar buscando cómo actualizarse, cómo saber mas y muy importante, cómo compartir su conocimiento con su tribu.
  4. Liderazgo y después carisma: Normalmente pensamos que el carisma llega después de que ya lideramos y aquí nos plantean que es al revés. Se carismático, ayuda, comparte, interactúa y luego te reconocerán como un líder.
  5. Comunicación: Muchos de los medios en digital informan pero no comunican, así ellos piensen lo contrario, pero ¿por qué digo esto? Porque la comunicación tiene un componente básico, la retroalimentación o la interacción de doble vía. Comparte, escucha e interactúa.
  6. Compromiso: No es solo tener compromiso con tu trabajo, que es muy importante, sino con tu comunidad. Está pendiente de lo que necesita tu comunidad, lo que le gusta, lo que dice, pero además comprométete contigo mismo, con crecer, ser mejor, entre otros factores.
  7. Facilita las conexiones entre seguidores: No solo debes buscar tener una comunicación entre tu y tu tribu, sino entre ella misma. Tu puedes ser un mediador o un facilitador de que esto ocurra, es más, debes serlo. Muchas veces uno o varios de los integrantes de tu tribu, necesita lo que otro ofrece y si tu sabes esto ¿por qué no conectarlos?

En conclusión, no solo les recomiendo leer el libro TRIBUS de Seth Godin, sino que además los invito a que dejemos de pensar solo en números, que no es que no importen sino que pasan a segundo plano y empecemos a pensar en interacciones, en que nuestra comunidad participe y se genere un amor por nuestra marca. Recuerden un principio básico del mercadeo, “las marcas deben estar en el CORAZÓN y en la MENTE del consumidor”. Y ¿ustedes qué están haciendo para que esto se genere?

Anuncios

3 comentarios en “De los “likes” a la tribu

  1. Juan, la pregunta que haces a tus alumnos tiene trampa. Si preguntas ¿Qué son las Redes Sociales (así con mayúsculas) estás preguntando sobre las redes sociales en Internet. Qué son plataformas de comunicación que utilizan Internet como medio de difusión. Nadie, hoy en día, entiende que una asociación sea una Red Social, por muy sociable que sea, mucho menos una tribu de canernícolas. A eso se le llama “marear la perdiz”. Por cierto, la primera Red Social se creó en 1978 y se llamaba BBS.
    Para que no tengas que trabajar mucho buscando que son las Redes Sociales y puedas explicarlo correctamente a tus alumnos, te recomiendo leer éste artículo:
    http://az-seo.es/historia-redes-sociales.html
    Una reflexión interesante después de leer tu artículo sería: ¿Es lo mismo comunicar que manipular?. Algunos sabemos que no, pero otros parece que tengáis dudas al respecto.

    1. Cada docente puede elegir muchos caminos, para llevar a sus pupilos a la comprensión de un fenómeno. Existe una vía corta y miope: hacerles creer que acaban de descubrir el agua tibia, y hablarles del fenómeno el día de hoy o en los últimos años, bien sea porque no se conoce la historia o por la pereza de buscarla. La segunda vía, mucho más exigente, es ahondar en otras miradas, en este caso, las de la psicología social y la sociología, para mostrar cómo un fenómeno humano hace uso de una herramienta, y se va modificando con el tiempo para ajustarse a las necesidades de una realidad. El fenómeno es mucho mayor que la herramienta, siempre. La inteligencia del hombre es mucho mayor que el martillo. Pero uno puede embelesarse en el martillo, también es válido, o apostarle a mirar el fenómeno complejo, histórico y holístico del uso de una herramienta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s