5 elementos claves del Marketing Político 2.0

Les comparto un artículo que escribí para el Círculo de Empresarios de UNE.

A propósito de las elecciones que se llevarán a cabo en diferentes países este año, he querido traer un artículo con algunos tips sobre el uso correcto de marketing político digital, que en mi opinión, es una cuestión de vida y no exclusivamente de campañas. Pero antes de iniciar con las recomendaciones, una pequeña contextualización.

Gracias a los social media, se rompió el antiguo esquema de comunicación centralizada, el candidato y su equipo de trabajo tenían la información, por ende, ellos tenían “el poder”. Es decir ellos de una u otra forma manipulaban  a su audiencia porque escogían el momento y el lugar para hablar. Antes el modelo de comunicación que primaba era “de uno a muchos” y no había retroalimentación por parte de quien escuchaba, además de la obtenida en los eventos sociales o las caminatas barriales.

Hoy en día el político entendió que debe acercarse al ciudadano (en teoría) a través de distintos espacios, en especial de las redes sociales. Es más, fue el ciudadano quien demostró que esto debía ser así. El modelo cambió, ahora es de muchos a muchos y de uno a muchos, en otras palabras, aunque todavía funciona (y debe seguir funcionando) que el político y sus asesores emitan la información a su audiencia por los canales de predilección, ya también “el pueblo” tomó vocería en el asunto y decidió informar, al tiempo que lo hace el candidato, o en ocasiones antes de que él mismo se dé cuenta.

Y fue a raíz de estas multiplicaciones del mensaje y de la decisión de los usuarios en participar de las campañas y gestión de los políticos, que se hizo importante el Marketing Político 2.0, que no es otra cosa que la definición de Por qué y para qué hay que persuadir al elector (Política), unido al “Cómo se debe persuadir” (Marketing), en este caso, llevado al plano digital.

Algunas de las diferencias entre el Marketing político y el tradicional, es que el primero radica en la naturaleza de la elección y la competición, que en mi opinión no solo se ve en campaña, sino durante toda la vida “útil” del político (porque ellos siempre están en campaña). También aquí no se “comercian” productos ni servicios, sino ideas, éstas son las que deben convencer al usuario de seguir un candidato. Y finalmente el Marketing político no se guía por el margen económico, sino por el deseo de poder (ganar).

En cuanto a lo 2.0 (digital) la primera recomendación que hago es no imitar modelos sin primero entender en contexto en el que se hayan llevado a cabo previamente y definir con claridad el por qué los vamos a implementar en nuestra estrategia.

Segundo debemos tener en cuenta que una “ciber campaña” no es solo redes sociales, se deben tener en cuenta:

Las aplicaciones móviles y no móviles. Éstas pueden ser un elemento complementario a la estrategia de comunicación offline. Busca la interacción del usuario con el mensaje del candidato y con el candidato en sí.

Manual de comunicación: Debemos siempre crear un manual de publicaciones y comunicaciones tanto online, como offline, en el cual quede claro, el tono que utilizaremos, el lenguaje (el discurso es importante, no podemos caer en lo emocional, debe existir también un equilibrio con lo racional), el nivel de interactividad entre el político (su equipo) y los ciudadanos y finalmente ¿Qué responder? y ¿Cuándo?, además de por cuáles canales hacerlo. Las redes sociales no deben ser depósitos de documentos, lleve a la red temas capaces de movilizar tanto a los internautas como a la opinión pública, sin poner a los unos por encima de los otros. Ambos en su justa medida.

DOFA: Finalmente es importante buscar las debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas del candidato en el plano digital. Se debe hacer un monitoreo constante de qué dicen, cómo lo dicen, cuándo, canales, entre otras, de quienes sean considerados como “rivales” en el camino electoral. Hay que mirar todos los frentes, no solo aquellos que públicamente hayan dicho que son candidatos o tienes aspiraciones, hay que evaluar también aquellos que el equipo considere que en cualquier momento pueden llegar a ser competencia.

Tercero no podemos caer en el error de fragmentar sin personalizar. Toda comunicación que hagamos desde lo digital, debe ser lo más singular posible, procuremos evitar la información amplia y generalizada. Todo lo que sea de responder, (evitar ataques o insultos), debe responderse. Pero también es bueno invitar al usuario a volverse prosumidor, es decir, que no solo se quede con lo que el candidato le da, sino que cree sus propios contenidos que viralicen el mensaje del mismo. Cada uno debe ser su propia campaña.

Como cuarto elemento, tengamos en cuenta que no todo son números en social media. No se fíe del número de seguidores que tiene usted (o su competencia), muchos fans no es sinónimo de votos, es importante desvirtualizar esos seguidores. Lo digital no es el fin, es el medio para multiplicar el mensaje y para que aquellos que se identifiquen con las políticas e ideologías del candidato, salgan a la calle con bases y argumentos, primero para ser multiplicadores del mismo y segundo y más importante para que voten e inviten a otros a hacer lo mismo. (Por eso nunca se debe dejar a un lado el trabajo offline, ambos deben ir de la mano).

Recuerden que no importa la cantidad de contactos que tengan, sino lo efectivos que son con las herramientas digitales que tienen a su disposición.

Finalmente no tengan visión a corto plazo. El trabajo en digital no debe ser algo de campaña, allí se hace hincapié y se multiplican los esfuerzos, pero esto es algo que se debe hacer día a día.

Anuncios

2 comentarios en “5 elementos claves del Marketing Político 2.0

  1. Saludos Juan,
    Es muy bueno tu Articulo, comparto mucha de tus apreciaciones, aunque la verdad todavía tengo mis reservas en la Política 2.0.
    i) Es muy importante la advertencia que haces que la estrategia por buena que sea no te garantiza el triunfo… y este es el punto que hay que profundizar, nadie hace una estrategia de Marketing político si sabe que eso no se convierte en Votos..
    ii) La televisión sigue siendo el canal por excelencia para hacer la política, porque genera en la audiencia legitimidad y genera sentimientos( Miedos, Alegrías, Rabia) detonante perfecto para que la TV si convierta audiencias en Votos…
    Finalmente amigo mío, creo que estamos en un proceso de transición de la Vídeo política a la Ciberpolitica pero en países donde la conectividad es alta y no es el caso de América Latina donde hay una Mezcla, rara, entre profesionalización de las campañas políticas y las viejas usanzas ( Clientelismo, Corrupción) además de un sistema de partidos y sistema electoral del siglo pasado…..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s