CULTURA 2.0: La digitalización de la cultura

Por: Juan Sebastián Delgado Gil @juansedg

En días pasados tuve la oportunidad de escribir una breve reflexión sobre la Cultura, para la materia “Cine, cultura y sociedad”,  partiendo de la lectura del libro “La sociedad del Espectáculo” del escritor Peruano Mario Vargas Llosa, principalmente de su capítulo “Breve ensayo sobre la cultura”. Dado que en el resultado de mi escritura hice relación con lo 2.0, específicamente la Cultura 2.0, quisiera compartirles mi texto. Esta es una reflexión abierta e incompleta, seguro ustedes tienen otras opiniones o complementos para lo aquí expuesto, los invito a que continuemos la conversación, ya sea por este mismo medio o por twitter @juansedg.

Aquí les dejo.

¿Qué es la cultura?

Según Spradley & McCurdy “Cultura es definida como el conocimiento adquirido que las personas utilizan para interpretar su experiencia y generar comportamientos”. Para Collingwood la cultura se ha definido como: “todo lo que una persona necesita saber para actuar adecuadamente dentro de un grupo social”. En otras palabras son una serie de fenómenos relacionados entre sí que representan una cierta “forma de ser” compartida por un grupo humano.

Este término ha sido estudiado y ha tenido distintos significados a lo largo de la historia, como referencia Mario Vargas Llosa en su libro La civilización del espectáculo”, “durante mucho tiempo fue un concepto inseparable de la religión y del conocimiento teórico”, también la relacionaron con la ciencia y los grandes descubrimientos, entre otros”, incluso hay textos (como el de Vargas Llosa) que se dedican a estudiarla, sea desde el género literario que sea, o mejor, desde el género artístico que sea.

Durante siglos  hemos redefinido el concepto de cultura, a tal punto que, incluso, se ha llegado a subdividir, como si fueran muchas hijas de una sola y no por el contrario una sola con múltiples interpretaciones, una por cada actor.

La cultura ha “evolucionado”, o “involucionado”, dependiendo de los ojos que la miren, pasó de ser un acto de tradición ancestral, compartido de generación en generación, no solo desde la tradición oral, sino desde la costumbre, ha ser un título en un artículo de periódico. Como menciona Vargas Llosa en su capítulo dedicado a este tema: “Era una brújula, una guía que permitía a los seres humanos orientarse en la espesa maraña de los conocimientos”.

Ahora en el siglo XXI, en plena época de la “sociedad de la información”, de la tecnología y los avances científicos, estamos en una sociedad inculta, no solo porque muchos de los grandes pensadores de los siglos XVIII y XIX, “rebajaran” la cultura a todos los niveles sociales, permitiendo así el acceso libre a todo el universo que allí se podía encontrar, sino porque hemos llegado a lo que se denomina CULTURA 2.0; Una “combinación” de dos términos, por un lado el tema del que vengo hablando desde el principio del artículo y por el otro, todo lo relacionado con la tan mencionada Web 2.0, aquella en la que se genera una retroalimentación de los contenidos y procesos y en la cual, todos, además de tener libre acceso a la información, también podemos crear nuestros propios contenidos o modificar algunos ya creados.

¿Y de dónde sale el término 2.0 aplicado a la Cultura?

El 2.0 hace referencia a “todas aquellas utilidades y servicios de Internet que se sustentan en una base de datos, la cual puede ser modificada por los usuarios del servicio, principalmente en su contenido” por lo que podemos decir que se virtualizó la Cultura.

Pero, además de tener un espacio digital donde estén agrupados muchos de los elementos que comprenden la cultura, también ha sido un espacio para generar “nuevas culturas”.

Ahora si es cierto que todos somos “incultos”, no por el hecho de tener más o menos valores o elementos que el otro, no, simplemente porque si hablamos de la “incultura” como “esa capacidad de poder llegar a todos los públicos”, como menciona Mario Vargas Llosa en “La civilización del espectáculo”, la web 2.0 es el escenario perfecto.

La sociedad se virtualizó, muchos de los procesos cotidianos, se ven mediados por un aparato o por una herramienta digital. Y no solo las personas que comprenden esa sociedad, también sus elementos, entre ellos la tan mencionada Cultura.

Podemos decir que estamos en la época de la Cultura 2.0, hasta dónde llegará esta “nueva” cultura, seguramente hasta que iniciemos otra época de la humanidad en la que cambiemos de medio para compartirla, antes la transmitíamos a través de la tradición oral, luego la tradición escrita y ahora, la “tradición” virtual.

Pero lo positivo del asunto es, que a pesar de que ya “todos” tenemos acceso y se mediatizó la cultura, aún sigue siendo un conjunto de “creencias, conocimientos, lenguajes, costumbres, atuendos, usos o todo aquello que un pueblo dice, hace, teme o adora” que tiene múltiples interpretaciones, una para cada “culto” (lo sea de verdad, o aparente serlo).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s